• White Facebook Icon
  • White Instagram Icon

Let's connect!

Revista digital sobre marcas de lujo y marketing, piedras preciosas y joyería de lujo, y aspectos destacados del lifestyle en Portugal.  

© 2020 The Sapphire. All Rights Reserved.

  • The Sapphire

5 tips infalibles para administrar mejor tu tiempo

Por: Carolina Vivas.


Si eres emprendedor, seguramente te habrás enfrentado ya a varios retos que la vida te plantea. Uno de ellos es, sin duda, el manejo del tiempo. Y es que, aunque todos tenemos las mismas 24 horas, a veces nos da la sensación de que el día no alcanza para lograr todos nuestros pendientes. ¿Te ha pasado?


La cosa se “complica” cuando trabajas desde casa. Y no digo “se complica” en un mal sentido. Es sólo que, cuando tu labor se da dentro de tu misma vivienda, siempre aparecen algunas “cositas” por hacer, que te llevan a procrastinar una vez más. Si tienes a alguien que te colabore con tus quehaceres, ¡maravilloso! Si no, se te hará familiar el levantarte para organizar las varias tazas de café que has acumulado durante la mañana, acomodar los libros, apilar de nuevo los papeles.


Si tienes hijos, créeme que conozco de memoria los otros detalles que se suman a la lista y que merecen todo nuestro amor y atención. Y así, poco a poco, vas postergando las acciones de tu emprendimiento.


Por esto, y en pro de que consigas administrar mejor tu tiempo, te comparto estos 5 tips. Te aseguro que con buena práctica y constancia, verás resultados en tu organización y productividad.



1 Traza tu mapa de navegación y define actividades.


Cuando emprendes, debes saber desde dónde partes, y hasta dónde quieres llegar. Aterriza tu idea. No es lo mismo decir: “Quiero ser el mejor diseñador de moda de Italia”, que decir: “En dos años, quiero haber posicionado mi marca de chaquetas en denim para hombre en 5 de las principales ciudades de Italia, y para ello me he formado en Diseño y Marketing de Moda”. Sólo así sabrás (para este momento), qué tienes, que quieres hacer, y qué tienes que hacer para lograrlo. Por supuesto, se vale ser flexible. Pero un poco de “horizonte definido” no te caerá mal.


2 Prioriza.


No todo lo que hay que hacer es urgente. Y no todo lo urgente es importante. Entonces, haz primero lo importante que es también urgente. Lo demás, organízalo según su relevancia. Si son actividades relacionadas, ponles una secuencia lógica: ¿alguna acción depende de que se realice otra primero?


3 Agéndate y ponte un horario.


Según la neurobiología, el cerebro retiene mejor la información en papel que en digital. Por eso, te recomiendo tener tu agenda tradicional, impresa, en la que organices los eventos y actividades del día a día. Toma notas, escribe los pendientes. Y compleméntala con tu agenda digital. Puede ser el calendario básico de tu móvil, o una APP con notas y alarma. ¿Te has dado cuenta que, cuando escribes tus pendientes para el día siguiente antes de dormir, descansas mejor? Si no los escribes, tu cerebro empieza a darte vueltas con la lista de cosas que aún no has realizado (¡y eso puede ser abrumador!).


4 “No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”.


Suena a frase de cajón, pero no me refiero a trabajar hasta que el cuerpo ya no dé. Finalmente, el descanso es más que necesario. Hablo de esas pequeñas cosas que puedes dejar listas la noche anterior y que pueden consumir tiempo valioso a la mañana siguiente: recoge el desorden para comenzar el día con un espacio limpio y organizado; alista tu ropa en la noche; planea tu menú de la semana. ¡Aprovecha cada segundo!


5 Levántate temprano.


De poco sirve dejar todo listo la noche anterior, si te levantas a media mañana y se te junta el desayuno con el almuerzo. Comienza el día con buena alimentación, haz ejercicio, medita. Dicen que se necesitan sólo 21 días para crear el hábito (y algo más de tiempo según su dificultad para adquirirlo).


Importante: en medio de todas las actividades, regálate una pausa activa que no te demande más del tiempo necesario: toma una siesta de 15 minutos, respira aire fresco, haz una rutina de ejercicio físico. Tu cerebro necesita recargarse para mantener su productividad. Y recuerda: procura adelantar lo que puedas en la noche anterior.


23 vistas